Ser un Pescador de Almas

fishing souls

Hay hombre. Las noticias locales, regionales, provinciales, nacionales, internacionales y mundiales; todas no se pueden más que alinear a lo que dice la Biblia de una manera formidable como si hubiese resucitado el Antiguo Testamento y sido ejecutado una vez más.

Todo lo que sucede ha sido escrito. Casi es predecible la mayoría de las noticias que pasarán. Si aún no has aceptado a Jesús como tu Señor y Salvador, ahora el momento propicio. Te guste o no, estamos viviendo el final de los días y no podemos parar lo que sucederá luego. Puedes mantenerte creyendo en tu mismo y en el mundo, o entregar tu vida a Jesús. ¿Acaso no lo ves? Todo lo que estamos viviendo y lo que está por venir no son nada más que los dolores de parto y males menores prometidos en las escrituras. ¡Aún, no lo vemos! Asústate, asústate mucho; porque si no eres salvo y si no has aceptado a Cristo. Terroríficos horrores vendrán que no podemos ni siquiera imaginar.

Yo me encuentro en paz porque no estaré aquí pero mi corazón sangra de dolor por aquellos que rehúsan a Jesús. Lloraré desconsolado viendo el sufrimiento donde la gente pedirá a gritos por la gentileza de la muerte. ¿Cuándo pasará? ¿De aquí a diez segundos? ¿En la noche mientras duerma? ¿La próxima semana mientras haga mis compras? o ¿En un año? No lo sé, sólo Dios lo sabe. Teme al Señor nuestro Dios, él regresará a ver a SU familia antes de que todo acabe y diga: ¡Suficiente!.

Querido Señor Jesús,

Gracias por elegirme e invitarme a seguirte. Gracias por tus pacientes enseñanzas de las maneras de ir hacia ti. Gracias por poner en mí, la pasión por compartir y llamar a la gente de todos los lados para mostrarles el Evangelio. Creo y confío, en que esta pasión viene de Dios y que existe la urgencia de ir de pesca de almas justo ahora. La cosecha nunca ha estado tan lista y madura. Con la ayuda de ti, Jesús; oro por una cosecha abundante para gloria del reino de Dios.

Señor, te pido, si esta pasión no viene de ti. Muéstrame donde te apetezca que te sirva.

Pero si está pasión viene de ti, toma mis ambiciones y presióname al máximo; llévame a alturas que solo tú puedas verlas.

No me dejes tener miedo y echarme para atrás. Confío en que me guiarás y me animarás en la obtención de todo lo que puedo dar.

Direccióname hacia las personas, que toque su corazón uno a uno, en el tiempo adecuado y ofreciéndoles cualquier servicio que yo les pueda prestar para ayudarles en sus necesidades. Toma todo el tiempo que crees que deba proveer, no repares si es pequeño o basto. Para usarlo para que tú puedas enfocarlo donde yo pueda ser productivo.

Finalmente, Señor, me ofrezco entero a ti; todo mi ser. Deshazte de las partes inútiles de mi y ayúdame a desarrollar las partes benditas que me mantengan conectado a Tu Espíritu. Ilumina mis palabras, enciende mi entusiasmo y ayuda a mantenerme enfocado en Ti y en nada más que en Ti.

Dame la paciencia, Señor, para poner siempre a los demás delante de mí y alentar sus éxitos y que nada se interponga en mi camino para servirte.

En tu nombre poderoso y omnipotente, Señor Jesús, yo oro. Amén.

Si no ha aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador, pues es muy fácil hacerlo. Todo lo que tienes que recordar es ABC.

“A” es por Aceptar tus pecados. Admitir que eres un pecador Romanos 3:10, Romanos 3:23 y Romanos 6:23 ICB.

“B” es por Bien creer desde tu corazón que Jesucristo es el Señor. Romanos 10:9&10 ICB (Notar que se lee “VOY” y no podría, sería o debería).

“C” es por convocar en nombre del Señor. Romanos 10:9&10, Romanos10:13 ICB (Enfatizando NADIE o TODOS y VOLUNTARIO)

Ahora, de la mejor manera que puedas, expresa este nuevo conocimiento a Jesús, desde tu corazón y comienza a experimentar el amor y la paz que solo Dios puede dar.      

Yo versus Dios

Cuando por primera vez estuve de vuelta en Canadá, tenía en claro las cosas que necesitaba y quería hacer. Me organicé y enfoqué en reestablecerme. Debería ser algo sencillo, después de haber vivido la mayoría de la década en otros países. Me aseguraría un empleo, encontrar una iglesia y luego podría ser un voluntario en algún sitio. Como ya disponía de un lugar donde vivir, era cuestión de tiempo que vida siguiese su curso según mis planes. Como he escrito anteriormente lo que pensaba, quería y que lo necesitaba hasta ese momento. Aunque Dios tenía ya su propio plan sobre lo que yo necesitaba.

Fui un poquito como el apóstol Pedro, sin mucho análisis de lo planeado, solo cumplíamos la tarea a ser ejecutada y punto. El apóstol Pedro dijo: “Oh, nunca te negaré mi señor” y “Yo también caminaré sobre el agua” De la misma forma, yo decía, haré lo que me place “Mudarme, trabajo, iglesia, hacer voluntariado y vivir.”

Igual que Cristo sacudió la cabeza con desconcierto hacia Pedro; lo hizo de cierta forma conmigo. Ambos al parecer necesitábamos madurez y orientación.

Primeramente, Jesús hizo que me quede viviendo en un lugar aislado por cinco meses. No planeé eso, pues lo que necesitaba era conseguir un empleo. Pero, él creyó que lo mejor era ponerme a estudiar, pensar y planificar lo que iba hacer. Esto sí, que fue nuevo para mí. Durante este tiempo, comencé a desarrollar este sitio web para compartir mis pensamientos y los nuevos conocimientos adquiridos.

Segundo, alguien puso en mi mente la idea de vaciar mi alacena y regalar todos mis comestibles. ¡Qué! ¿Cómo me voy alimentar? ¡Hola, tierra llamando a cerebro! Estos alimentos costaron plata y además, ¡No tengo empleo! Te aseguro que esa idea no vino de mí mismo.

Tercero, Jesús me envió atrás de puñado de iglesia y después de dos malas experiencias, encontré la nueva casa y familia eclesiástica. Todavía no había trabajo ni dinero, pero Jesús pensó que la iglesia era más importante que conseguir trabajo en ese momento.

Cuarto, bueno, por supuesto, necesito estar en un grupo pequeño para aportar eficientemente a la iglesia ¿Por qué nunca pensé en esto? Oh, lo sé, tal vez estoy viendo la necesidad más urgente, de encontrar un trabajo para poder decir: ¡TOMA! Dios, tú lo sabes mejor lo que necesito y tengo todo lo que necesito, inclusive aún más.

Quinto, de un momento a otro, me enrolé como voluntario. Sirvo a otros y trabajo gratis cuando realmente necesito una fuente de ingresos. Una vez más, aparentemente, mis prioridades no son las mismas que las de Dios tiene predestinadas para mí.

Sexto, en este punto mis planes ya tomaron una dirección. He sido contratado y dije que sí a la ligera. Estuve de acuerdo, sin pensar. Esto demuestra la inmadurez de los que recién están aprendiendo acerca de la cristiandad, ¿Verdad Pedro? Estoy tan feliz de que finalmente tenga empleo ¿Por qué tengo pesadez en mi corazón? ¿Por qué la duda? ¿De dónde viene esto? Entonces, renuncié a mi trabajo el día antes de comenzar. Algo decía que Jesús dijo: "No es el que he planeado para ti".

Séptimo, después de algunas semanas. Más cuidadosamente esta vez, menos ansioso por el dinero, me llaman para una entrevista. Pasan otras dos semanas y acepto una oferta para trabajar medio tiempo, con un salario mínimo. ¿Qué, qué? Jesús dijo: "Sí, este es el indicado".

Ahora, yo trabajo en una organización beneficencia cristiana. Nunca trabajé como empleado temporal. Así, que trabajé como estar trabajando a tiempo completo desde el primer día. En dos meses fui contratado a tiempo completo. Después de tres meses fui elegible para optar el paquete de beneficios de salud de la sociedad y recibí un aumento. Viajé durante tres semanas al extranjero. Pero lo más importante es que trabajo con algunos empleados, voluntarios y miembros de la junta realmente asombrosos. Muchos de los cuales ahora me puedo considerar su amigo. Jesús rehízo todo mi plan y lo hizo mucho mejor de lo yo podría haber imaginado. Además, de manera perfecta. El dinero, que era mi principal preocupación, no se puede comparar las bendiciones que Dios me ha dado.

Dos AMores

Solía pensar que era el Dr. Amor. Nadie podría amar como yo. ¿Quién podría resistirme, mi dinero, mi seguridad, mis placeres siempre satisfechos? Lo tenía todo resuelto y me bañaba en él. Lo festejé y lo bebí hasta que me emborrachaba todos los días. Dormí cómodamente, profundamente y seguro en mi ser encantador. Mi obsesión con el amor propio a una edad bastante temprana se convirtió en una adicción durante la mayor parte de mi vida. Nunca me hubiera detenido, excepto que aquí es donde Jesús me encontró.

¿Por qué debería sentirme culpable? Quiero decir que tienes que amarte a ti mismo, ¿Cierto? ¡El mundo se ama a sí mismo y yo soy solo otra parte del mundo! ¿Cómo fue mi amor diferente a los demás? ¿Cómo sucedió que comencé a sentirme culpable por amarme a mí mismo? ¿Por qué me eligieron del resto de la multitud? Jesús dijo, no me elegiste, pero yo te elegí a ti ... (Juan 15:16 ESV {en parte})

Mi amor interior se fue agotando, me estaba absorviendo la vida. Se hizo demasiado difícil aferrarse a ella. Lo que tenía dentro; simplemente murió, se pudrió y se marchitó dentro de mí. El amor fue el veneno que bebí todos los días de mi vida. El amor dentro de mí se convirtió en avaricia y egoísmo. Disfruté tomar pero odiaba dar. Cuando daba, siempre guardaba lo mejor para mí y regalaba las sobras. Daría lo suficiente a los pobres para satisfacer cualquier culpa que pudiera tener. Cuando me enfermé o sufrí una pérdida de cualquier tipo, fue lo peor. Lo que los otros sufrían; no era nada comparado con mis sufrimientos. La autocompasión reinaba en mi vida. El amor me hizo sentir orgulloso y mi tema favorito era yo. Me agrandó más de lo que era. Todos los demás fueron reprimidos por mi grandeza. No había posibilidad de ser tan grande como tú. Mis ideas fueron mejores, mis logros mayores. En qué ciudadano estelar y envidiable me había convertido.      

Jesús entró en mi vida sugiriendo que el regalo de amor fue hecho, no para ser acumulado sino para ser regalado. Me ha mostrado cómo el amor que me auto daba, era amor que les robaba a los que me rodeaban. Amor que otros necesitaban y deseaban para prosperar y existir. Todo lo que mi amor egoísta hizo fue crear miseria y sufrimiento donde quiera que fuera.

Toda persona que alguna vez ha sufrido, ha sido humillada, afligida u odiada; ha sido privada de amor. Toda persona que está amargada, ha sido tratada con una injusticia o está desesperada; ha sido víctima de una persona del mundo que se ama a sí misma, pero sin amor que dar a los demás.

¿Con qué frecuencia nosotros, la gente del mundo llena de amor propio, conocemos a un hombre, mujer o niño abusado y nos quedamos en silencio? ¿Cuántos de nosotros estamos tan enamorados de nuestras carreras que no tenemos tiempo o incluso tratamos de pasar el tiempo con nuestro padre, abuelo, una tía abuela u otro ser querido, que se sienta solo sin amor en su casa o en algún ancianato? ¿Cuántos de nosotros, personas amorosas y respetuosas; conocemos a alguien que se ha suicidado? ¿Cuántos de nosotros, orgullosos, conocemos a una familia que necesita comida, ropa o simplemente amistad, tranquilidad o una invitación? ¿Cuántas reinas de belleza y autoproclamadas modelos; odian a la mujer gorda, al hombre desfigurado o al niño mal portado? ¿Cuántas veces has reaccionado mientras alguien fue reprendido injustamente? ¿Conoces al esposo o esposa que está engañando a su matrimonio? ¿Conoces a alguien en prisión? ¿Qué has hecho al respecto? ¿Qué hay de la persona desempleada? ¿Has pensado cómo podrías ayudar; talvés contratándolo por un día o remitiéndola a un empleador? ¿Alguna vez has considerado apoyar a la familia hambrienta en el extranjero?

Hay muchas maneras de alimentar nuestra hambre de amor propio y en todos los casos, apoyamos y contribuimos al dolor, el sufrimiento, la desigualdad, la injusticia, la discriminación, el dolor y el odio. Desde mi punto de vista, el amor propio es la enfermedad principal que sustenta el mundo roto en el que vivimos. Y, sin embargo, nos atrevemos a culpar a Dios por permitir que todo suceda. Y luego decimos, ¿Por qué no lo arregla?

Fuimos hechos con amor, por amor y para amar. También lo sabemos, pero pretendemos no saberlo.  1 Juan 4:7-12 NIV

La Tierra es nuestra aula y es aquí donde debemos aprender a amar; no a nosotros mismos, sino a Dios y a los demás. Si aprendemos bien, nos capacitamos en el tema y llevamos a cabo el plan de Dios, entonces nuestro juicio final después de la muerte será fácil. Hay dos amores y he descubierto que elegir entre ellos, es vivir realmente. 1 Juan 2:10-11 NIV ¿Elegirás amarte a ti mismo o amar a Dios y a los demás? Mateo 6:24 NIV

La Fe

La fe es la capacidad de completamente en alguien o algo. En la Biblia se nos dice que debemos poner nuestra fe en Dios y cuando lo hagamos, Él nos recompensará de una forma u otra. Lea, Hebreos 11:1 ICB y Salmos 120:1 ICB.

Creo en Dios de todo corazón y he visto sus gracias derramadas sobre mí, una y otra vez. El tema principal de este sitio web son mis testimonios o registros de los favores de Dios sobre mi vida, desde que me convertí en un cristiano recién nacido. Leer, Marcos 11:24 ICB.

Hasta el día de hoy, todas las publicaciones que he enviado se han escrito después del hecho, después de haber orado y recibido las bendiciones de Dios. Cualquiera puede escribir un testimonio, pero hoy presento mi declaración de fe a Dios, ante usted, el lector. Todavía no he recibido sus bendiciones y serás de tú mismo testigo de la respuesta de Dios a mi oración. En esencia, estoy presentandote un futuro testimonio que está por cumplirse. Leer, Mateo 6:33 y Hebreos 11:6.

Me gustaría compartir mi oración y los invito a participar en este ejercicio de construcción de fe. Creyendo que Jesucristo es tu señor y salvador, Juan 8:24. Mira hacia al cielo, levanta los brazos sobre tu cabeza y desde tu corazón con total confianza, coloca tu vida en las manos de Dios. Leer, Mateo 21:22 ICB.

Querido Padre Celestial: Un enemigo invisible ha llegado a mi puerta en forma de un virus mortal. A miles de personas en todo el mundo se les ha cortado la vida. No soy diferente a ninguna de esas personas, excepto por el hecho de que puedo ser más vulnerable que algunas de ellas. Estoy cerca de los sesenta años, tengo sobrepeso, tengo presión arterial alta y apnea del sueño (enumere sus debilidades).

Abba, con mi Señor y Salvador Jesucristo al lado de ser, (Salmos 16:8 ICB), Tu Santo Espíritu Santo está dentro de mí, (1ra Corintios 3:16 ICB), y Tú, viéndome desde arriba, (Proverbios 15:3 ICB) Renuncio a todo el poder del virus Corona sobre mí. Reclamo tus promesas de proveerme y protegerme. Te he honrado y continuaré alabándote. Salmos 50:15 ICB, Isaías 41:13 ICB y Jeremías 29:11 ICB. Querido Señor Jesús, cumple tu promesa y protege a mi familia y a mí de este nuevo Coronavirus, Juan 14:13-14 ICB.

Con toda la fe que tengo dentro de mí, declaro dominio sobre este virus. no me derrumbarás y yo he de superar cualquier ataque que intente hacer en mi contra. Mateo 17:20 ICB. El único efecto que este virus tendrá en mí será mantenerme aún más cerca de ti. Les agradezco de antemano al Padre Celestial la victoria que me han otorgado. Descanso en tu amor perfecto y no temeré este virus. 1ra Juan 4:18 ICB. Estás a cargo Querido Dios y el mundo ya ha visto cómo ensillaste a esta bestia; y la usaste para traer a muchos de tus hijos a casa. Lo más importante es que Abba busco tu voluntad, para que tus planes superiores se hagan en mí. Cualquiera que sea tu voluntad para mí, la acepto con gratitud.

Con todo el poder y gloria sea tuya, Dios, Padre nuestro. Por los siglos de los siglos. Oro está plegaria en el nombre poderoso de Jesucristo. Amén.

Sosteniendo, lo predicado por Jesús

resurretion

Todo el cristianismo se basa en dos eventos principales, "Navidad" y "Pascua". El Antiguo Testamento nos prepara para la venida de Jesucristo, quien se convertirá en nuestro salvador de todo pecado. El Nuevo Testamento nos entrega a Jesús, prueba que él es el Mesías profetizado y vemos los fundamentos de nuestra fe cristiana establecidos.

 En el otro posteo realicé un recuento personalizado de la semana de Pascua, día por día. Sin embargo, algo andaba mal. La afirmación de que Jesús sería resucitado después de tres días y tres noches, pero esto no cuadraba con las cuentas. (Si no has leído el blog, "¿De qué trata todo esto?", puede leerlo justo debajo de este, antes de continuar).

¿Fue acaso una equivocación de Jesús? ¿Están equivocados los relatos de la Santa Biblia? La Biblia es la palabra escrita de Dios, significa verdad, esperanza y amor. Si la Biblia es falsa, entonces no existe el cristianismo. Por lo tanto, estamos viviendo una gran mentira.

No soy un teólogo y la respuesta a este dilema es muy profunda. Para encontrar la verdad, implica mucha lectura y referencias en toda la Biblia. Estoy seguro de que perdería a la mayoría de mis lectores si tratara de explicar por qué Jesús estaba en lo correcto y no estaba equivocado.

Doy gracias a Abba, por guiarme a un cuadro muy simple que responde y hace que toda la investigación sea más fácil de entender, incluso para alguien como yo. No tengo permiso para replicar este cuadro, pero hay una referencia a su verdadero diseñador en la esquina inferior derecha. Si los propietarios me solicitan que elimine este cuadro, lo haré.    

Busque y lea las referencias bíblicas dadas para una comprensión más profunda al respecto.

El cristianismo se mantiene fuerte. La integridad de "La Santa Biblia" se mantiene fuerte. Todos los cristianos aún pueden tener fe en Jesús y saber que todos viviremos juntos en la eternidad debido a esta temporada de Pascua. Aleluya, alabado sea Dios.  

Gráfico tomado de www.ucg.org/beyond-today/beyond-today-magazine/

¿De qué trata todo esto?

crucifixion

Qué gran actividad trae esta temporada de Pascua. Muchos hechos condensados en tan corto tiempo; que realmente, que es difícil asimilarlo todo a la vez. La culminación de la vida de Jesús se unió al cumpliendo de la voluntad de Dios. Demostrando al mundo, el mayor amor que jamás conoceremos.

La vida de Jesús, aunque un tanto corta, aparenta ser larga y plena cuando se considera todo lo que él consiguió. Ahora, todo está resumido en una solo semana; su sumisión voluntaria, su humildad, su abandono, las promesas, la paciencia, la resistencia, las acusaciones, la compasión, el perdón, la muerte, la resurrección y su victoria. Esta semana es el clímax del propósito amoroso por el que fue enviado.  

Esta intensa semana de la historia Pascual, comienza con Jesús llegando a pie al pequeño pueblo de Betania, no muy lejos de Jerusalén. Aquí Jesús comienza el último capítulo de su viaje. Le traen un burro joven para montar; luego, él entrará en Jerusalén como rey. Cerca de la ciudad, una gran multitud lo saluda, colocando sus abrigos en su camino, mientras que otros cortan hojas de palmera y las ponen delante de él. La multitud lo vitoreó y los niños se unieron con alabanzas. Si, lo adivinaste, esto fue el domingo pasado. Conocido por todos como Domingo de Ramos, hoy en día.

Dos días después, el martes en el templo de Jerusalén, Jesús se enfrenta a los líderes religiosos y se enojan al llamarlos por lo que realmente son, una grupo de víboras venenosas. Más tarde, en el Monte de los Olivos, Jesús responde algunas de las preguntas de su apóstol sobre el futuro. Jesús habla de grandes guerras, hambre, enfermedades, delitos graves y grandes terremotos. Él dice que el reino de Dios se enseñará en todo el mundo. Esto es muy emocionante para mí porque todas estas cosas han sucedido. Jesús ha prometido que después de estos dolores de parto volverá y limpiará el desorden que se ha hecho en este mundo.

Al día siguiente, miércoles, Judas Iscariote; uno de los doce apóstoles, hace un trato con el sumo sacerdote y acepta llevarlos hacia Jesús para que puedan arrestarlo. Al parecer, treinta piezas de plata es todo lo él cree que vale la vida de Jesús

Al día siguiente, Jesús y sus doce discípulos celebraron la cena de Pascual. En una habitación en los altos, recordando cuando el ángel de Dios "pasó por alto" de las casas de Israel pero solo mató al primogénito de cada hombre y animal egipcio. Después de la cena, Jesús demostró la primera comunión, dándoles a los apóstoles una forma física de como recordarse a ellos mismo después de su muerte.

En algún momento, después de la medianoche. Lo que nos lleva al día viernes, Jesús y sus apóstoles van al jardín de Getsemaní. Jesús sabe que será arrestado, maltratado y sentenciado a ser puesto en una cruz hasta que muera. Les pide a sus apóstoles que recen con él y se dirige a un sitio aparte para estar en soledad. Tres veces se sintió decepcionado de que los apóstoles al ver que no oraban sino que dormían. Jesús fue arrestado y lo que llamamos Viernes Santo fue, de hecho, el día más horrible e inimaginable que alguien pueda visualizar en sus peores pesadillas.

Jesús se sometió voluntariamente a las autoridades con humildad. Sus discípulos lo abandonaron y rompieron sus promesas. Jesús soportó pacientemente acusaciones injustas que condujeron a palizas, azotes y eventualmente a ser sentenciado a la crucifixión. Sin embargo, después de todo esto, con solo la compasión que Dios podría dar en estas circunstancias. Jesús ruega por nuestro perdón, a más de prometer a uno de los ladrones crucificado junto a él, que lo acompañaría al paraíso. Finalmente, murió en la cruz.

Now it gets really sticky. Jesus said he would be resurrected in three days and 3 nights. (Mathew 12:40 ICB)  No matter how you try to add it up or from what angle you choose to look at it, Friday afternoon to Sunday morning is only one and a half days, half of the time Jesus claimed for his resurrection. Jesus wouldn’t lie, he can’t lie otherwise he would not have been the perfect sinless lamb sacrifice required to cover our sins. He wouldn’t have been mistaken; he was in constant communication with God. Something has gone amiss here. What am I to believe? 

Tengo la respuesta a esta pregunta, pero no tengo tiempo suficiente espacio para contestarlo ahora. Pero te garantizo esto, hay una explicación y es bíblica. ¿Podrías tú decifrar la respuesta? 

¿Fe o Miedo? ¿Adoración o Temor?

Hope in Jesus

Desde el mismo día que la Organización Mundial de la Salud declaró que el Coronavirus era una pandemia, la gente ha reaccionado de diferentes formas al respecto. Algunos empezaron a comprar una basta cantidad de mascarillas, otros prefirieron apertrecharse de todo el papel higiénico y algunos vaciaron los estantes de alcohol en gel. Cierto día, una mujer vino a nuestra tienda y compró unas sábanas de franela para cortarlas en pequeños pedazos para usarlos como substitutos de papel higiénico. Por lo general, los canadienses somos bastante relajados y vemos a la vida de una manera descomplicada, pero ahora, el miedo se está apoderando de nosotros.

A medida que pasan los días, se hacía más evidente que una basta cantidad de gente estaba entrando en pánico; compraban todo de todo. Habían filas tan largas que debían de esperar por lo menos dos horas y media para poder ingresar a las tiendas mayoristas. Mientras los locales de venta de comestibles tenían sus estantes vacíos. El otro día, fui a una tienda para recoger mi receta médica en la farmacia después del trabajo. Entonces, me acerqué a latienda y pude ver con mis propios ojos lo que había escuchado por allí. Se habían acabado todos los fideos, el arroz, elpan, todas las verduras congeladas y casi todos los productos enlatados. No había nada de papel higiénico, ni de servilletas o de toallas de papel. Igualmente, ningún desinfectante para manos, como me ya me lo habían dicho. Ya que estaba allí, compré dos latas de pasta de tomate que usaría al día siguiente para hacer mi sopa favorita; un paquete de galletas para acompañar mi café, de un nuevo sabor, coco / mango; y por último, cuatro litros de una bebida de 1% de leche para poner en mi café y en mi cereal. Nada de lo que compré era realmente imprescindible o que durace por un largo tiempo, ni era algo urgente. Todo lo compré de una manera impulsiva.

Mentras caminaba por la tienda me sentía un tanto incómodo, no tenía miedo, ni estaba conmocionado o desconcertado al ver los estantes vacíos. Más bien sentí un profundo sentimiento de lástima y tristeza por todas aquellas personas que estuvieron antes que yo y vaciaron la tienda de forma impulsiva. Nosotros vivimos en un país del primer mundo, donde todo es tan abundante que nos hemos convertido en personas que les gusta desperdiciar. Ese día me encontraba mirando la evidencia del caos, provocado por el miedo y la incertidumbre

 Hace apenas una semana en mi ciudad, de hecho en mi país; ó debería decir que el mundo, se disfrutaba en gran medida de un excesivo orgullo, suficiencia y satisfacción. Entonces de repente, de la noche a la mañana, la codicia, el egoísmo, la estafa, la intriga y la desconfianza se convirtieron en la nueva norma.               

 Hace 20 años, la gran preocupación era Y2K, ¿Lo recuerdas? La histeria colectiva, el pánico, los planes mal concebidos hicieron que aparecieran varios oportunistas y estafadores; que costaron tanto a las personas como empresas, millones de millones de dólares. En ese entonces se decía, que la gente no podría volar porque se pensaba que los aviones caerían del cielo. No se debía conducir porque las computadoras de los automóviles fallarían. Se especuló que los trenes y vagones del metro se estrellarían. Este miedo vino y pasó. En retrospectiva, ¿Había algo realmente digno, que debía infundirnos miedo?

Hoy en su lugar es el Corona virus o Covid-19 ¿Va a pasar? ¡Absolutamente! Las grandes preguntas parecen ser, ¿Cuál será el impacto en la salud? y ¿Cuales serían las consecuencias financieras?. Pero, ¿Quién lo sabe? ¿Tú o yo podemos controlarlo? Pues, ¡NO! ¡Toda la preocupación del mundo no ayudará en nada! Personalmente, lo pongo todo en las manos de Dios y confío en que él resolverá todos estos problemas.

Escucha, todo este pánico viene de Satanás. Dios nos está llamando a la fe. Más bien, dirige tus pensamientos a Jesucristo, nuestro salvador, y libérate del miedo. Yo no tengo pánico. Yo conozco a mi Dios. Todos los que me conocen testificarán que estoy en total paz. Todo lo que tienes que hacer es convertir tus preocupaciones en adoración. No puedes preocuparte y adorar al mismo tiempo, son opuestos el uno del otro. Cuando te preocupes no estarás adorando y cuando adoras no tendrás por qué preocuparte. 

Me entristece intuir que todos los que hicieron compras de pánico no tienen una relación con Dios o con Jesús. Inclusive, miembros de las iglesias están en pánico; comprando y ellos son los que se pasan diciendo que conocen y confían en su Señor. Y lo que más me llama la atención es que muchos de ellos se hacen llamar cristianos y no tienen fe en su propio Dios.

¿Estás en paz con Dios? ¿Puedes tener fe en que Jesucristo te mantendra a salvo, sin ningún rasguño, a través de esta pandemia? Si no estás seguro, ¿Te gustaría saber cuál es mi apoyo espiritual en estos momentos? ¿Te gustaría ser testigo de la paz que sobrepasa todo entendimiento? Por favor lee: Salmos, capítulo 91. Para facilitar su comprensión, voy a utilizar la Biblia Internacional de los Niños para citar su texto:

Aquellos quienes acuden a Dios Altísimo por seguridad
    serán protegidos por Dios, El Todopoderoso (ve hacia él ahora mismo con la oración que cito al final)
Diré a mi Señor, "Tú eres mi lugar de seguridad y protección"
    Eres mi Dios y confío en ti." (Dilo fuerte)

Dios me salvará de las trampas escondidas
    y de las enfermedades mortales (Debes creerlo)
Él te protegerá al igual que una ave
    que extiende sus alas para cubrir sus crías (Piensa en una imagen de una gallina cubriendo a sus pollitos)
    Su verdad será como tu escudo y armadura (Ahora esta es tu protección)
No temerás ningún peligro en la noche (Descansarás tranquilamente)
    o ninguna flecha durante el día (Puedes caminar en paz)
No tendrás miedo de las enfermedaes que vengan en la obscuridad    
    o la enfermedad que venga al mediodía. (Eso incluye los virus)
Aunque a tu lado 1000 personas mueran, (Incrédulos y seguidores de Satanás)
    o inclusive 10000 cerca tuyo.    
    Pero tú no sufrirás rasguño alguno. (Cristianos con fe en Dios)
Solamente verás lo que pase.
    Verás el castigo a los impíos. 

El Señor será tu protección. (Amén)
    Has hecho de Dios, El Altísimo, tu sitio de seguridad.
10 Nada malo te podrá pasar.
    Ningún desastre llegará a tu hogar. (Tu familia estará protegida por tu fe)
11 Él ha puesto ángeles para que te protejan. (Dice ángeles en plural osea más de uno)
    Ellos vigilarán por donde quiera que vayas. (Potección completa 24/7)
12 Ellos te atraparán con sus manos. (Esa es seguridad)
    Y no tocará tu pie con en la roca. (Satanás no podrá hacerte tropezar)
13 Podrás caminar sobre leones y cobras. (Satanás estará abajo de ti)
    Pisarás sobre fuertes leones y serpientes. (Caminarás sobre Satanás)

14 El Señor dice, "Si alguien me ama, yo lo salvaré. (Alaba a Dios)
    Protegeré a quienes que me conozcan (Conócelo hoy mismo)
15 Me llamarán y yo les responderé. (Él estará esperando y escuchando, cuando lo llames)
    Estaré presente en sus problemas (Ahora y siempre)
    Los rescataré y los honrraré. 
16 Les daré una vida larga y plena.
    Verán como puedo salvarlos." (Verán sus bendiciones conmigo)

Mateo 23: 37 "¡Jerusalén!, ¡Jerusalén! Mataste a los profetas y lo hiciste con piedras. A aquellos hombres que Dios te envió. ¡Muchas veces, quize ayudar a tu pueblo! Quize reunirlos como lo haría la gallina con sus pollitos, para ponerlos bajo sus alas. Pero no me lo permitiste.    

(Debes querer que Jesús te ayude. Entonces, debes dejar que lo haga. Si no quieres ayuda, no lo dejes y él no podrá hacerlo. Si te estás ahogando y tu misma estas tratando de autoayudarte. Nadie podrá prestarte socorro, pero cuando te canses y desistas; y sollozando pidas ayuda, serás salvada. Ríndete ante Jesús y para de tratar de hacer todo a tu manera. Solo entonces, él te prestará auxilio.

Si no le has dado tu corazón a Jesús y precisas su ayuda inmedia, di está oración:

Querido Señor Jesus:                                                                                                                                

No comprendo nada de ti y de nuestro Padre en los Cielos, pero estoy listo para aceptarte como mi señor y salvador. Entiendo que voluntariamente te presentaste a las autoridades sabiendo que te juzgarían injustamente y te sentenciarían a morir en la cruz. Sé que fuiste perfecto y sin pecado alguno; aun así tomaste todos los pecados del mundo (inclusive los míos) y los llevaste a la muerte contigo. Mediante tu sacrificio, he sido perdonado y hecho puro ante los ojos de Dios. Creo que a los tres días de haber muerto resucitaste y luego de 40 días te presentaste ante tus amigos y varios testigos. Ascendiste a los cielos y te sentaste a la derecha de Dios, nuestro Padre. Comprendo que nuestro Señor Jesús, es el único medio para ser salvados y poder entrar a los cielos. Te doy mi corazón, mi mente y mi alma. Deseo que seas mi guía, mi pastor, mi maestro y mi salvador. En tu nombre, hago esta alabanza. Amén.     

Por favor lee, Deuteronomio 28: 1-14 para ver como Dios derrama bendicones en ti.

El número Ocho de los Diez Grandes

Dios estableció un conjunto de leyes para que las sigamos. Diez reglas claras, fácilmente comprensibles. Todo lo que se debe de hacer es seguir estos diez simples mandamientos y sin duda nos aseguraremos de estar inscritos en el libro de la vida eterna.

Personalmente he aceptado a Jesucristo como mi señor y salvador; pues, él ha pagado con creses mi quebrantamiento de estas reglas. No existe pago aceptable frente a tal gran sacrificio. Talvés podría ser la sangre de un cordero de inefable pureza.

 ¿Sabes cómo he pagado a Jesús por esta bendición, a más de todas las demás bendiciones dadas por su sufrimiento y su muerte? Rompiendo todas estas reglas desde la primera hasta la última, una y otra vez. ¿Has hecho lo mismo? Gracias a Dios que Jesús ya ha pagado por “TODOS” nuestros pecados. Cada mandamiento quebrantado en nuestro pasado, los pecados cometidos hoy y de los cometamos en el futuro. “Todos” los pecados.

Hoy, quisiese dirigirme al respecto del octavo mandamiento que dice “No levantar falso testimonio en contra tu vecino”. Claramente y simplemente, nos pide no mentir. ¿Has mentido alguna vez? No ¡Jamás!, esa respuesta es una mentira también. Dios es verdad y debemos honrarlo no mintiendo.

Tengo otra calavera en mi armario que nació gracias a la mentira. Una mentira que necesita ser traída a la luz. Una mentira que estoy cansado de llevarla en mis hombros. Algo que amenaza con ser descubierta y cargarse mi integridad.

Esta particular mentira se originó para evadir el recurrente sufrimiento y pena cuando las personas inocentemente querían saber de mi pasado. Trayendo a relucir la más catastrófica experiencia de toda mi vida. Trataba de ignorar y esconder mi divorcio. Hice todo lo contrario de lo que dice Pablo en Efesios 4:31 NIV

Todo esto lo traía la inquisitivas preguntas que me hacían, ¿Estás casado? ¿Dónde está tu esposa? ¿Vino tu esposa contigo? ¿Está ella aquí? ¿Por qué no trajiste a tu esposa? ¡Me encantaría conocer a tu esposa algún día! Para todo esto, debía haber respondido “Soy divorciado, por lo tanto no tengo esposa” y allí debería en seco el cuestionamiento pero no. Entonces más preguntas vendrían con miradas de desilusión y curiosidad. Pareciera que a las personas les encanta hacer escarnio de las miserias ajenas para sentirse aliviados de la miseria de sus propias vidas.

Estas preguntas me expondrían a revelar todo lo que llevo adentro lo cual sería el desencadenador de eterno cuestionamiento que sería como un fuego atizado para que este en llama viva. Me dirían, ¡Oh cariño! ¡Qué pena! ¿Qué es lo que pasó? ¿Cuál fue el problema? ¿Hace cuanto tiempo fue? ¡Debes sentite solo! ¿Tienes hijos? ¿Cómo lo están pasando? ¿Puede ayudarte en algo? ¿Qué me aconsejarías acerca del divorcia? Entonces, estás libre. Sabes tengo una amiga…¿Te casarás nuevamente?

Estas respuestas y excavaciones irreflexivas traerían a la memoria toda la avaricia, el engaño, las acusaciones, las maquinaciones de los abogados en contra mía, las declaraciones injustas, las calumnias y las pérdidas financieras. Nuevamente, me costaría semanas de noches de insomnio para luchar con mi furia interna. Un día, después de unos cuatro años de este desgraciado evento, se me ocurrió la respuesta: "Soy viudo, mi esposa murió en un accidente automovilístico". La persona curiosa generalmente está demasiado conmocionada y avergonzada para hacer más preguntas. Por lo general, me ofrecen una disculpa, algo de simpatía y luego siguen su camino. Esto fue brillante. ¿Por qué no pensé en esto antes? Así nació mi mentira.

Con el tiempo, surgieron preguntas sobre la muerte de mi esposa aquí y allá, y sin pensar, proporcioné respuestas rápidas para satisfacer a quien preguntaba; además de protegerme. La mentira crecía y se volvía cada vez más densa. Transformándose en una revoltijo. Lo repetí tantas veces que se hizo realidad en mi mente. Salmos 119:29 NLT Todavía podía odiarla, despreciarla, calumniarla en mi corazón y negar que alguna vez me hirió tan profundamente como lo hizo. Ella estaba donde pertenecía, asesinada, muerta para mí, fuera de mi vida. La mentira también reemplazó la decepción y la vergüenza con la simpatía que deseaba. Nadie volvió a molestarme y estuve en paz. Bueno, eso pensé.  

Esta mentira ha retrasado mi vida y mi capacidad de avanzar. Treinta y ocho años después, todavía no había perdonado a mi exesposa. Aunque ella nunca lo había necesitado. Con la ayuda del Espíritu Santo me di cuenta del peso que llevaba y la necesidad que tenía de descargarlo. Todo este tiempo he tratado de lastimarla al no perdonarla, pero a ella ni siquiera le importaba. Además, ni pensaba al respecto. Solo me he estado haciendo daño yo mismo.  

Exponerme a mí mismo, liberar mi alma de esta pesada carga sería mucho más fácil si pudiera estar seguro de que nadie que conociera leyese este blog. Pero muchos de mis amigos más cercanos y queridos, muchos de mis conocidos e incluso mi pastor, me han mostrado su simpatía por ser viudo y que las acepté erróneamente. He abusado de su amor y de su aprecio. Ahora me arriesgo a perder su amistad y su confianza. Estoy tratando de establecerme como un hombre íntegro y esto ciertamente no hace ningún aporte a ello.     

Nunca intenté herir a alguien pero he lastimado a todos. Ahora, ya está fuera de mí y expuesto. Puedo empezar a respirar de nuevo. Satanás no podrá este secreto como una arma en contra mía, ya que yo mismo lo he expuesto.

Todo empezó con una pequeña mentira, ¡Soy viudo!       

Exhumación de una GRAN calavera

Existe una calavera en mi armario que debe ser expuesto. Una carga que me está agobiando y lo he estado arrastrando por más de 30 años. Esta calavera es la amargura, la vergüenza, el odio y la falta de perdón de un divorcio demasiado tóxico y doloroso.

Si en este momento se encuentra pensando en divorciarse ¡Escuche! Piénselo dos veces y considere cualquier otra alternativa. Investigue y sepa de antemano en qué se está metiendo. Especialmente si tiene hijos. Considere lo que la Biblia tiene que decir sobre el divorcio. Marcos 10: 6-9 NASB, Mateo 19:6 ESV, Efesios 5:21-33 ESV. Le animo a buscar asesoramiento matrimonial basado en la fe. Hable con su pastor o con cualquier pastor. Su matrimonio puede ser reconstruido y restaurado. Recomiendo mucho la oración y pedir ayuda espiritual. Santiago 1:5 NLT, 1 Corintios 13:1-13 NLT.

Si elige divorciarse, déjame contarle mi experiencia. Durante este proceso sufrí de un agobiante estrés, una terrible angustia emocional y de un traumático déficit financiero. Caí en bancarrota y un gran agotamiento mental. Además, se ensañaron en hacerme daño injustificado a mi integridad. Vi a mis hijos ser utilizados como peones y fichas de negociación sin tener en cuenta sus sentimientos. El resentimiento, la amargura, el maltrato injustificado, el daño, el abandono de mis amistades y la destrucción de mis relaciones familiares, se apoderaron de mí. Lo que me hizo estar siempre a la defensiva. La ira, la exclusión, el aislamiento, la depresión, el sueño, la privación, la desilusión, las falsas acusaciones, los pensamientos suicidas e intentos suicidio eran pan de cada día. Sin contar la codicia y el egoísmo que me acorralaban; el abuso mental y físico que era objeto, la pérdida de identidad que estaba sufriendo que me hizo bajar autoestima y sentir vergüenza de mí mismo.

Su divorcio tendrá efectos duraderos no solo en su persona, sino en seres inocentes. Su divorcio será de largo alcance y podría afectar a otras personas que ni siquiera puede imaginar. Tales como personas en su comunidad, en su lugar de trabajo y cualquier otra con la que esté en contacto directa o indirectamente. Cuando proceso ya esté en marcha, no podrá pensar racionalmente o con claridad. Su futuro se verá borroso y llegar a mañana será su meta futura. Vivir un día a la vez, será su nueva realidad durante mucho, mucho tiempo.

Después de todo esto, el resentimiento que sentí me convirtió en un irreconocible yo me convertí en una persona miserable y enojada. Odiaba a todas las mujeres al punto que incluso cuestionar el trato que mi propia madre hacia mi padre. Nadie quería estar a mi alrededor No quería estar cerca de mí. Después de intentar sin éxito para suicidarme por tercera vez volví a buscar ayuda profesional y eso es cuando la amargura se instaló. Pensar que estuve tan cerca de salir de esto vida para escapar de la crueldad que estaba sufriendo y luego de eso, me hizo incapaz de perdonar.

Lamentablemente, ahora veo que mi falta de perdón, no tuvo absolutamente ningún efecto en los perpetradores. Pero me detuvo, me empantanó, me mantuvo prisionero y me costó más de 30 años de mi vida. Solo a través de mucha oración finalmente he llegado al punto donde ahora puedo soltar esta calavadera de mi vida.

Con el amor y la guía del Espíritu Santo que vive dentro de mí. Hoy puedo decir, ex esposa, te perdono. Para el abogado de mi ex esposa, te perdono. Al juez, en particular, que obviamente era amigo del abogado de mi ex esposa; lo perdono por su juicio ridículo que daban fe cosas que nunca sucedieron. A la multitud de amigos, familiares, compañeros de trabajo y conocidos que fueron obligados a unirse al frenesí de estar en mi contra, los perdono a todos.

Aunque no era creyente de Cristo en ese momento, Dios presenció todo lo que se dijo y se hizo. Y yo le entrego a él esta increíble carga, de una vez por todas. Ya no la llevo. Ahora está en las manos de Dios para que él juzgue y lo emplee como lo considere conveniente.

Ya con la compañía de Dios, me siento listo para empezar a planear del resto de mi vida.

¿Está dispuesto a pasar por un divorcio? ¿Será capaz romper las cadenas que le encarcelen después?  

Calaveras en mi Closet

Hechos desconocidos innegablemente podrían dañar mi reputación, amenazar con mis más apreciadas relaciones, cuando al final cuando sean descubiertos. Por lo que, la percepción de las personas acerca de mí, cambiarían. Lo cual me tiene nervioso y asustado, por el rechazo que pueda generar.

Satanás estuvo tras de mí cuando fui débil, me encontró cuando rechacé a Dios. Él jugó con mi mente, me atrajo, me tentó y fabricó situaciones irresistibles para mí. Puso trampas y maquinó cosas tales como: oportunidades fantásticas y mentiras que sonaban como melodías para mis oídos. Además de sueños y promesas que se volverían realidad.

Para su deleite, yo fui cayendo tras trampa sobre trampa la mayor parte de mi vida y creyendo en sus mentiras. Caí tan bajo que parecería que no hubiese manera de poder salir, viviendo en pecado sin importar nada ni nadie. Pues, el demonio me enseñó cómo vivir en él.

Mientras esto pasaba, Dios observaba y me extendía su mano diciendo: “Confía en mí, Cree en mí”, “Elige la vida eterna sobre la muerte”. Sabía que él estaba allí, pues mi corazón me lo decía. Aunque no podía verlo, como mi estado de cuenta bancaria, mis fondos confiables, mis inversiones, mi nueva casa, mi vehículo, mi bien remunerado empleo, mi círculo de amigos, los viajes, las fiestas y mis amantes. Además de mi sentimiento de insaciabilidad, de querer más y más, siempre más.

Dios me creó pare él y me quería de vuelta. Por lo que, me castigó y permitió que las cosas pasasen. Los mercados bursátiles se desplomaron, un horrible y costoso divorcio y pelea de custodia de mis hijos, perdí mi empleo, se abarató el valor de mi propiedad, mis abogados fueron corruptos, mis amigos se fueron y yo quedé en la devastación. Cuando mi cabeza paró de girar y pude darme cuenta di cuenta de que por todo por lo cual trabajé toda mi vida se había ido. Por lo que me fui en busca de un amigo, que estaba seguro que me ayudaría, Pero él me dio la espalda y me abandonó a mi suerte.  

 Por primera vez en mi toda mi vida, me vi en la bancarrota, sin ninguna respuesta de lo que me había sucedido y no tener la mínima idea de qué hacer. Todo me pareció desalentador y me abandoné a la tristeza. Lloré y lloré hasta quedarme dormido. Algo sacudió mi ser y me hizo caer de rodillas. Me lamente ante Jesús, le confesé muchos de mis pecados y le supliqué su perdón, para que él me tome, me ame, me ayude y me guíe.

Ya es como alrededor de tres años desde aquel día. Por un tiempo más pareciese que me estuviese hundiendo nuevamente en el mal, pero reúse dejar la mano de Jesús y me aferré a ella para seguir adelante. Oré para conocer y abrir mi entendimiento a Dios. Empecé a leer fervientemente la biblia y sus escrituras a menudo. Me suscribí para recibir devocionales diariamente e iniciar leyendo enseñanzas cristianas basadas en temas bíblicos. Comencé a asistir al templo y orar, regularmente.

En los últimos meses de mi vida finalmente he podido vislumbrar algo de luz al final del túnel. Abundan las bendiciones y estoy muy agradecido. De hecho, he recibido mensajes de Dios mismo. Me siento más confiado y sé que todo va a estar bien. ¡PERO! ¿Adivinen quién nunca se ha ido?

Hay alguien que no le hace nada de gracia de que haya vuelto hacia la presencia de Dios y Jesús, por lo cual se siente muy molesto. No podría empezar a describir con cuan ferocidad han sido los ataques de Satanás a mi alma. Desea mi vuelta a su dominio y esta vez juega más sucio todavía. Existen muchas calaveras en mi armario que el demonio me ayudado a ponerlas allí. Cosas de que no siento ningún orgullo de haberlas hecho tales como las mentiras para ocultar algo vergonzoso. Palabras dichas que han lastimado, acciones que amenazado la destrucción de los lazos de amistad y muchos actos increíbles que podrían causar daño a mi nueva vida cristiana.

Satanás fue alguna vez muy comedido y me hizo alcanzar todo lo que había deseado. Me elogió por las cosas bien hechas y me sugería que merecería mucho más. Colocaba nuevas tentaciones por todas partes. Todas para mí, sólo debía tomarlas. Hoy en día, todas esas adquicisiones me causan verguenza y repudio. Estas son las calaveras guardadas en mi closet y las cuales me amenzan en salir y tomarme de vuelta a la perdición.

Estas calaveras están en mí y son las que tratan de mantenerme distanciado de Dios. Satanás, me las recuerda a diario y me pregunta ¿Qué es lo que piensas?, me dice “¡Eres un tonto al pensar que estarás a salvo de mí con eso!”  

Mi completa libertad sería sacar a la luz todas esas calaveras de mi ayer y yo mismo exponerlas al mundo. No creo que exista otra manera. Esta sería la única forma con la cual desarmaría a Satanás e incrementaría mi relación con Dios.      

Muchos de nosotros tenemos calaveras guardadas en alguna parte. ¿Cómo tú convives con las tuyas? Te podría asegurar que tus oraciones me ayudarían a limpiar mis closets, donde ellas se encuentran.