Exhumación de una GRAN calavera

Existe una calavera en mi armario que debe ser expuesto. Una carga que me está agobiando y lo he estado arrastrando por más de 30 años. Esta calavera es la amargura, la vergüenza, el odio y la falta de perdón de un divorcio demasiado tóxico y doloroso.

Si en este momento se encuentra pensando en divorciarse ¡Escuche! Piénselo dos veces y considere cualquier otra alternativa. Investigue y sepa de antemano en qué se está metiendo. Especialmente si tiene hijos. Considere lo que la Biblia tiene que decir sobre el divorcio. Marcos 10: 6-9 NASB, Mateo 19:6 ESV, Efesios 5:21-33 ESV. Le animo a buscar asesoramiento matrimonial basado en la fe. Hable con su pastor o con cualquier pastor. Su matrimonio puede ser reconstruido y restaurado. Recomiendo mucho la oración y pedir ayuda espiritual. Santiago 1:5 NLT, 1 Corintios 13:1-13 NLT.

Si elige divorciarse, déjame contarle mi experiencia. Durante este proceso sufrí de un agobiante estrés, una terrible angustia emocional y de un traumático déficit financiero. Caí en bancarrota y un gran agotamiento mental. Además, se ensañaron en hacerme daño injustificado a mi integridad. Vi a mis hijos ser utilizados como peones y fichas de negociación sin tener en cuenta sus sentimientos. El resentimiento, la amargura, el maltrato injustificado, el daño, el abandono de mis amistades y la destrucción de mis relaciones familiares, se apoderaron de mí. Lo que me hizo estar siempre a la defensiva. La ira, la exclusión, el aislamiento, la depresión, el sueño, la privación, la desilusión, las falsas acusaciones, los pensamientos suicidas e intentos suicidio eran pan de cada día. Sin contar la codicia y el egoísmo que me acorralaban; el abuso mental y físico que era objeto, la pérdida de identidad que estaba sufriendo que me hizo bajar autoestima y sentir vergüenza de mí mismo.

Su divorcio tendrá efectos duraderos no solo en su persona, sino en seres inocentes. Su divorcio será de largo alcance y podría afectar a otras personas que ni siquiera puede imaginar. Tales como personas en su comunidad, en su lugar de trabajo y cualquier otra con la que esté en contacto directa o indirectamente. Cuando proceso ya esté en marcha, no podrá pensar racionalmente o con claridad. Su futuro se verá borroso y llegar a mañana será su meta futura. Vivir un día a la vez, será su nueva realidad durante mucho, mucho tiempo.

Después de todo esto, el resentimiento que sentí me convirtió en un irreconocible yo me convertí en una persona miserable y enojada. Odiaba a todas las mujeres al punto que incluso cuestionar el trato que mi propia madre hacia mi padre. Nadie quería estar a mi alrededor No quería estar cerca de mí. Después de intentar sin éxito para suicidarme por tercera vez volví a buscar ayuda profesional y eso es cuando la amargura se instaló. Pensar que estuve tan cerca de salir de esto vida para escapar de la crueldad que estaba sufriendo y luego de eso, me hizo incapaz de perdonar.

Lamentablemente, ahora veo que mi falta de perdón, no tuvo absolutamente ningún efecto en los perpetradores. Pero me detuvo, me empantanó, me mantuvo prisionero y me costó más de 30 años de mi vida. Solo a través de mucha oración finalmente he llegado al punto donde ahora puedo soltar esta calavadera de mi vida.

Con el amor y la guía del Espíritu Santo que vive dentro de mí. Hoy puedo decir, ex esposa, te perdono. Para el abogado de mi ex esposa, te perdono. Al juez, en particular, que obviamente era amigo del abogado de mi ex esposa; lo perdono por su juicio ridículo que daban fe cosas que nunca sucedieron. A la multitud de amigos, familiares, compañeros de trabajo y conocidos que fueron obligados a unirse al frenesí de estar en mi contra, los perdono a todos.

Aunque no era creyente de Cristo en ese momento, Dios presenció todo lo que se dijo y se hizo. Y yo le entrego a él esta increíble carga, de una vez por todas. Ya no la llevo. Ahora está en las manos de Dios para que él juzgue y lo emplee como lo considere conveniente.

Ya con la compañía de Dios, me siento listo para empezar a planear del resto de mi vida.

¿Está dispuesto a pasar por un divorcio? ¿Será capaz romper las cadenas que le encarcelen después?